sábado, 26 de mayo de 2012

Yo no quiero catorce de febrero ni cumpleaños feliz... lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí.

Los besos no mienten, puedes correr si quieres, pero no puedes esconderte, te dicen la verdad, no preguntes por qué. Las emociones vienen y van, hay muy pocas cosas en este mundo en las que puedas confiar, te seducen con mentiras, aunque algunos no lo consiguen...Tan solo míranos a ti y a miestamos acercándonos a la zona peligrosa, así que demuéstrame ahora si debo permanecer quieta o debo irme, porque estoy atrapada en medio del sí y el no. Me susurras al oído, pero.. ¿tus palabras son sinceras? Porque las palabras bonitas pueden cortar como cuchillos... ¿Ves? no soy nada tonta, juego bajo mis propias reglas, así que por favor piénsalo dos veces antes de entrar en mi vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario