jueves, 7 de julio de 2011

~ Quite cobarde por yo quiero puedo hacerlo.

Ser feliz. En eso consiste la vida. Cuando caigas, levántate sin ningún miedo. Si tropiezas haz lo inevitable para no llegar a caer. Respóndele a la gente que te ha hecho sufrir con tu mejor sonrisa, aún preguntándose cómo puedes estar así de bien después de todo. Sal a la calle y plántale cara al miedo. Que nada ni nadie te detenga. Lucha por tus sueños, algún día los conseguirás. Atraviesa las murallas que te ponga la vida. Ríete de cosas que apenas tengan importancia, y ríete aún más de las que sí la tienen. Y sobre todo, vive cada día como si fuera el último.