lunes, 2 de mayo de 2011

No quiero ningún gramo que no sea de tu cuerpo.

El problema es que si me dijeras me encantas no podría creérmelo,ya no sé cuando es un juego y cuando es verdad.
Estoy perdida. ¡Espera,espera! No he terminado.
Dime que me quieres. Dímelo porque yo jamás me atreveré a decírtelo primero.
Me daría miedo que pensaras que es un juego.



1 comentario:

  1. que hermosoo!
    pero no hay q tener miedo porq alfinal si lo amas de todo corazon y es sincero lo que le dices no creera que es un juego o aunq sea tienes la certeza de q no lo es:)

    ResponderEliminar