viernes, 20 de mayo de 2011

¿Es un desafió? Lo acepto.


Eh tu, si, tú, ese que se hace llamar Destino. Si lees esto que sepas que no podrás conmigo, soportaré esto y mucho más. Seguiré buscando. Da igual todas las piedras que me pongas en el camino, me da igual lo grandes que sean, el color, la for
ma y el porqué estén ahí, a modo de obstáculo. Ninguna de ellas logrará que deje de intentar ser feliz, que deje de luchar por todo eso que vale la pena. Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de alcanzar todo aquello que busco, no dudes que iré a por ello. Considéralo un desafío.



1 comentario:

  1. Alicia, gracias por seguirme, yo tambien lo ago desde ya. Me encanta tu blog :9 y tu entrada esta super geniial El destino, ay que plantarle cara! Hice una entrada nueva, pasate si te apetece!

    ResponderEliminar