lunes, 18 de abril de 2011

Dulce recuerdo.

La verdad no se si ha sido el aire del frió invierno o la nostalgia de lo que vivimos que me ha hecho desear por un instante volver ha ese tiempo pasado.
Nada nos debemos.
Fuimos amigos y algo más que amigos que hicimos lo que sentimos sin pensar en nada más, jugando a ser libres y sin ataduras. Incrédulos de ello, vivimos lo que a día de hoy sigue sin tener un nombre pero, que al recordarlo sonreiremos secretamente por el simple hecho de saber, que sucedió.




No hay comentarios:

Publicar un comentario